Cómo elegir el mejor colchón para vos

Vas a dormir en él por varios años. Así que hay que elegir muy bien.


 

No existe un único colchón que le sirva a todas las personas. Es por eso que hay muchas opciones en el mercado, pensadas para cada tipo de persona. Para elegir un colchón, hay que tener en cuenta principalmente tus gustos personales, el tamaño disponible de la habitación, si tenés dolores o problemas de columna, y hasta la posición en las que dormís.

Para ayudarte a elegir, hicimos este breve artículo de 5 minutos de lectura con puntos importantes a tener en cuenta para elegir tu próximo colchón. 

¿Qué es mejor? ¿Espuma o resortes?

Ambos tipos de colchón son de excelente calidad. No existe uno mejor que el otro, y depende de cada persona.

Los colchones de espuma, tienen la característica de que tienden a ser firmes. Están los colchones de baja, media, alta y máxima densidad, y cada densidad está asociada a un soporte en kilogramos aproximado por plaza. Los de alta y máxima densidad, son normalmente recomendados por traumatólogos para quienes sufren de dolores de espalda. En la siguiente tabla, se puede ver una guía:

 Densidad   Soporte por plaza 
23kg/m³ 70kg
26kg/m³ 85kg
30kg/m³ 110kg
35kg/m³ 130kg
40kg/m³ 150kg

 

Siempre es recomendable que el colchón soporte 20kg o 30kg más de lo que efectivamente pesa cada persona. De esta forma, el colchón siempre va a durar más años de los que están en garantía. (En ROHI, los colchones tienen 5 años de garantía).

Los colchones de resortes, se amoldan a la presión del cuerpo al ser más flexibles que los de espuma. Suele ser recomendado para personas que duermen de costado, aunque depende principalmente del gusto de cada persona.

Tip para orientarte: Si dormís de costado, seguro te va a ir mejor resortes. Si dormís boca arriba o abajo, de espuma.

¿Cada cuánto es recomendable cambiar el colchón?

Lo ideal es cambiar el colchón cada 8 años de uso.

El período de cambio del colchón varía mucho de persona a persona. Algunas lo cambian cada 3 años, otras cada 15, pero estudios comprueban que cada 8 años es el tiempo ideal de reemplazo del colchón. Esto se debe a que el colchón es como una "esponja gigante" que absorbe, entre otras cosas: células de piel muerta, transpiración, líquidos derramados. Un producto que contribuye a minimizar este problema, es el protector de colchón o cubrecolchón.

Además, pasados los ocho años se empieza a sentir el desgaste del colchón en la calidad del sueño. La espuma va perdiendo su densidad, los resortes empiezan a ceder de más, y es ahí cuando nos levantamos con dolores cervicales, de cintura, de hombros. Fuera de este tiempo promedio, depende mucho de la calidad del colchón que tengas. La duración de un colchón muy económico no es la misma que la de un colchón de alta gama. 

El mejor indicador para saber cuándo cambiar el colchón, es cuando te despertás por varios días seguidos con dolores, mal descansado, o de mal humor. 

 

Resumen

  • No existe el "mejor colchón" para todos. Cada colchón está pensado para cada tipo de persona, sus preferencias y necesidades.
  • El factor físico juega un papel importante en la decisión. La altura, y más aún el peso, son decisivos para asegurar una buena durabilidad.
  • Si tenés alguna patología o dolor de columna, te recomendamos visitar un traumatólogo que pueda recomendarte un tipo de colchón especial para tu dolencia.
  • El tamaño del sommier seguramente lo tengas definido, pero no está de más medir el ambiente antes de comprar un nuevo sommier para asegurar que los tamaños sean proporcionales. Idealmente , debe haber entre 60 y 80 cm de separación entre las paredes laterales y el sommier.
  • La posición en la que dormís puede ayudarte a definir la firmeza del colchón. De costado, te recomendamos colchones más flexibles. Boca arriba o boca abajo, te recomendamos colchones más firmes.
  • El presupuesto que tengas asignado a la compra de tu nuevo sommier va a terminar de definir la decisión. No es necesario gastarte todos tus ahorros en un colchón para que sea de calidad, pero es importante que te asesores bien con especialistas que te ayuden a invertir en el mejor colchón según tus necesidades. 

Al final, vos sos la persona que mejor se conoce, y la que va a decidir cuál es el mejor colchón para vos. Tomate tu tiempo, googleá, compará entre las opciones hasta que encuentres la mejor.